Opinión

«Matilda», un tuit detrás de una producción

Compartir:

El 9 de mayo de 2019 publiqué un tuit desde nuestra cuenta teatral. El mismo decía: «En 2013 vimos con mi mujer el musical ´Matilda´ en Londres. Al salir, aún bajo la marquesina, Karina dijo: ´si alguna vez quedase embarazada de una nena la llamaría Matilda´». Luego de su textual agregué: «No tenemos los derechos del musical, pero sí, desde hace un ratito, a la protagonista». Aquel tuit tiene horario de publicación a las 12:54 del mediodía y salió cargado de emoción. Nuestra Matilda de la vida real había nacido a las 12:02, menos de una hora antes de ese texto, escrito desde la misma puerta de la sala de partos.

Principios de 2021 y una entrevista inesperada en Buenos Aires. Valentina Berger, conocida productora argentina en Broadway, me convoca a reunirnos junto a mi hijo mayor Tomás.
Ella nos cuenta que había participado en la producción del musical ´Matilda´ en Broadway, pero además fue quien obtuvo los derechos para su representación en nuestro país. Esos derechos, por su intermedio, los compartía con el experimentado productor musical Mariano Pagani, a la vez asociado a los reconocidos colegas Fernando Moya y Pablo Kohlhuber. En definitiva, todos conocidos profesionales a quienes acompañan idóneos equipos de trabajo. El mejor conjunto para encarar un megaespectáculo de esta envergadura con seriedad y solvencia.

Por conocer aquel tuit espontáneo de 2019, nos proponían que hagamos realidad su contenido y nos sumemos. Entre la incredulidad y el susto -por nuestra inexperiencia en el rubro musical a gran escala- lo pensamos unos minutos. Solo minutos. Una vez más nuestra actividad excedía lo profesional, entrecruzándola con lo familiar. Nos miramos sin hablarnos con Tomás, ilusionados ambos en silencio, sabiendo que no dejaríamos de aceptar incluirnos en el proyecto. Seguramente no tengamos otro debut más emocionante para mi familia que éste, aún luego de 48 años en la misma actividad y más de mil títulos estrenados.

´Matilda´ llegará el 1 de junio de 2023 al Teatro Gran Rex, de Buenos Aires. Será la primera gran superproducción nacional luego de la reciente etapa vivida. Quienes pudimos verla en el exterior sabemos que a su deliciosa historia se le sumará el mejor talento argentino en todos los rubros, con protagonistas que en estas horas se seleccionan puntillosamente y 800 chicas y chicos que se inscribieron para audicionar y así cumplir también sus propios sueños. Con ´Matilda´ asumo un compromiso personal, del cual agradezco poder participar. No dudo de que sabremos honrarlo a favor de quienes ocupen cada butaca. 

Desde lo familiar, con Karina nos imaginamos con nuestra Matilda en la sala el día del estreno, a días de haber cumplido cuatro años. También estará Nicolás, quien hoy tiene seis y vive preguntando en casa «por qué le hicimos una obra a su hermanita menor y no a él». Ese problema aún no lo terminamos de resolver.